Inicia Radio · Santiago

Weather data of this location not found.

°C

Deportes

Solari salvó a Colo Colo de la “B” y ahora volvió a levantarlo: 4-2

El “Cacique” caía por 2-0 cuando Solari lo puso nuevamente en carrera, anotando un gol, perdiéndose otro por culpa del vertical y desordenándole los papeles a la defensa melipillana. ¿Cuánto hace que el cuadro albo no daba vuelta un partido para terminar ganando “a lo Colo Colo”?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“De atrás pica el Indio”, o “Colo Colo nunca va perdiendo”, son frases tan antiguas como el fútbol, pero que el propio juego del “Cacique” habían ido transformando en obsoletas y carentes de significado. Esta vez, venciendo por 4-2 a Melipilla, el cuadro popular pareció reencontrarse con sus raíces y con su pasado, porque llegó a estar perdiendo 2-0 y, sin embargo, lo dio vuelta de una manera tan contundente como espectacular.

Ese es Colo Colo, señores de Blanco y Negro, por si ustedes todavía no lo sabían: un equipo que, más allá de sus errores, y debilidades, tiene temple, espíritu de lucha y fútbol para superar momentos adversos.

¿Cuánto hace que Colo Colo no volcaba un partido de la forma como lo hizo en el pasto sintético del “Nicolás Chahuán” calerano? Me atrevería a decir que hace años. Años en que no sólo faltó fútbol, sino una buena cuota de alma para no sólo neutralizar a un rival que por largos momentos lo había zarandeado, sino para terminar imponiendo sus términos y concretar una victoria que, por cierto, y más allá de que falta todavía más de la mitad del torneo, lo hace sacar chapa de candidato a un título que hace años no conquista.

Para Colo Colo, tres campeonatos seguidos como simple partiquino son demasiados. Pero sólo eso había sido el “Cacique” en los últimos tiempos. Tanto, que en el torneo pasado sólo se salvó de ir a la “B” luego de una definición de infarto en el Fiscal de Talca, frente a la Universidad de Concepción.

Los hinchas albos jamás podrán olvidar ese gol de Pablo Solari, un muchacho que llegó con el campeonato ya bastante avanzado y cuando los dados parecían echados para concretar la primera caída alba en toda su historia a la división inferior.

Y es que, frente a Melipilla, Colo Colo parecía sentenciado cuando, apenas comenzada la segunda etapa, el cuadro local puso un 2-0 que parecía lapidario, aprovechando un error grosero de Suazo que quiso habilitar a Zaldivia. El pase fue tan desmedido, que Zavala, ni corto ni perezoso aprovechó el obsequio para vencer por segunda vez a Cortés.

Sin claridad, chocando contra un fondo melipillano firme y aplicado, Colo Colo, durante esa primera etapa, no podía exhibir ni siquiera una llegada con opción clara de gol. Melipilla, por contraste, moviendo el balón rápido, y en profundidad, desarmaba una y otra vez a una defensa alba a la que nada costaba ganarle las espaldas. Así llegó el penal que Sosa cambió por gol y así el cuadro dueño de casa se procuró un par de ocasiones más para anotar.

Entonces, cuando todo parecía oscuro, y encaminándose el “Cacique” a una derrota inapelable, el técnico albo Gustavo Quinteros pareció recordar de pronto a ese Solari al que había dejado en la banca para poner en su lugar a Jara. ¿Injusta sustitución? Para nada. Solari venía tomando una y otra vez malas decisiones y ciertamente estaba lejos del puntero veloz que, en el oscuro torneo pasado, había significado un soplo de aire fresco.

Cualquiera se habría derrumbado. Solari no. Saltó a la cancha con la fe intacta y fue un gol suyo el que metió de nuevo a Colo Colo en un partido que, hasta ahí, parecía irremediablemente perdido. Y cuando ya el “Cacique” había logrado la paridad, mediante el expediente del penal, fue nuevamente Solari quien, con otro enganche, le pegó de zurda para estrellar el balón en el vertical cuando el meta melipillano nada tenía que hacer.

Colo Colo, tan mal parado en la primera etapa, ahora era una tromba sobre el arco melipillano.

Al buen aporte de Solari se sumaron las notorias alzas de Costa y Morales, que durante el primer tiempo habían estado dibujados, y hasta el “Colorado” Gil, claramente incómodo con el piso sintético, terminó acomodándose al terreno para volver a jugar como sabe.

Costa, con un zurdazo cruzado a la entrada del área, y Morales, que sorprendió a todos con una jugada individual que no es claramente su fuerte, establecieron un 4-2 tan categórico como justo. Pero por sobre ellos, no cabe duda de que luego de este partido Quinteros parece haber recuperado la versión del mejor Solari.

PORMENORES

Campeonato Nacional. Partido válido por la fecha decimocuarta.

Estadio: Nicolás Chahuán, de La Calera.

Arbitro: Piero Maza.

MELIPILLA (2): Peranic; Barrera, Haquín, Sanhueza, Lauler; Sepúlveda (65’ Moya), Camargo, Vidangossy (72’ Guerreño); Colossi (72’ Duma), Sosa, Zavala (60’ Ortega).

COLO COLO (4): Cortés; Rojas (60’ Pizarro), Zaldivia, Amor, Suazo; Gil, Fuentes (46’ Opazo), Jara (46’ Solari); Bolados, Morales y Costa.

GOLES: Para Melipilla, Sosa (penal) a los 25’ y Zavala a los 48’; para Colo Colo, Solari a los 61’, Morales a los 71’ (penal) y 78’ y Costa a los 74’

Tarjetas amarillas: En Melipilla, Barrera, Lauler, Moya y Armijo (director técnico); en Colo Colo, Cortés, Amor, Fuentes y Solari.

Comentarios

También en la Web

Comparte la Señal en Vivo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Ahora Suena

Inicia Radio